NOTICIA
ESPECIAL NAVIDAD ‘BETO CUEVAS EN SU PROPIA LEY’

Cabeza fría y talento es la base de su éxito. Celebra con CARAS sus treinta años de carrera, desde que debutó como líder de La Ley.
 

Aquí habla de su otra pasión artística, de la relación con sus hijos y con su exesposa, Estela Mora. También hace frente a las críticas de los exintegrantes de la banda... ¿Cuánto ego tiene Beto Cuevas? 

Por Amparo Hernández Celedón 
Dirección de Arte Katyna Azócar
 
Fotos Gabriel Schkolnick 
Producción Benjamín Valdés 
Maquillaje y pelo Gloria Rojas 

A los tres años aferrado a su oso de peluche caminaba con seguridad hacia el avión que lo trasladaría junto a su familia a Caracas, Venezuela. Ese es un hito para Luis Alberto Cuevas, porque de ahí en adelante se convertiría en un trotamundos al que le gusta viajar y no mirar hacia atrás. Era 1970 y dejaba Chile junto a sus padres y su hermana mayor, Verónica. “Me quería ir. No estaba conectado con la emoción de dejar el país. La idea de vivir en otro lugar me fascinaba”, dice el cantante radicado en Los Ángeles, en su paso por Chile ad portas de celebrar 30 años de carrera con un show en Movistar Arena el 13 de diciembre como puntapié inicial. 
El líder de La Ley tiene 51 años y es imposible no comentar lo guapo que está. Durante la sesión de fotos los piropos volaban. El se ríe: “Los 50 son los nuevos 30”. Vivió en Caracas durante siete años hasta que nuevamente sus padres decidieron partir, esta vez rumbo a Montreal, Canadá. Ahora al viaje se sumaban sus hermanas mellizas, Viviana y Valeria. Pasaron 11 años y su mamá, trabajadora social, fue contratada por un organismo canadiense para ayudar con información y capacitar a mujeres vulnerables. Así fue como toda la familia inició otra excursión, ahora con Beto mayor de edad. 

CAMINO AL PARAÍSO 

Se dice que Beto Cuevas se tituló de diseño gráfico en Canadá, pero no fue así. No terminó la carrera, llegó hasta segundo año, porque decidió tomarse un año sabático para conocer Chile. 
Es aquí donde explotó su talento musical. Durante un fin de semana en la playa, alrededor de una fogata cantó. “Era muy tímido, pero terminé interpretando canciones de Elvis Presley y de The Beatles”. En ese encuentro estaba un cercano a Andrés Bobe, el fundador en 1987 de La Ley. Por otro lado, su hermana Verónica estudiaba Producción de TV junto a la primera esposa de Mauricio Clavería, baterista del conjunto. En esa época la banda buscaba un vocalista y fueron esos dos desconocidos, por caminos separados, quienes llegaron con el rumor de que un chileno recién llegado de Canadá era “súper buen cantante”. Lo probaron y así fue como se convirtió en el frontman de La Ley, en ese minuto compuesta por Andrés Bobe (guitarrista), Rodrigo Aboitiz (tecladista), Luciano Rojas (bajista) y Mauricio Clavería (baterista). 
Y empezó el despegue de la banda. Después de Desiertos, vino el disco Doble opuesto, que comenzó a pavimentar el camino. Luego lanzaron el homónimo La Ley, que en su primer día disponible vendió 15 mil copias. De ese trabajo destacó el videoclip Tejedores de Ilusión, que logró una nominación a los premios MTV como Mejor Video Latino. En adelante vinieron las invitaciones al Festival de Viña del Mar, los viajes fuera del país, el éxito en Hispanoamérica con la mudanza de la banda a México en 1995, y el ingreso al mercado estadounidense con tres nominaciones a los Grammy Latino, quedándose con el Mejor Álbum Vocal de Grupo de Rock. A pesar de que vivían un gran momento, se asomaron los primeros conflictos entre ellos. 

Sigue la entrevista completa en Revista Caras Chile, Noviembre 2018.

CONOCE NUESTRAS REVISTAS VER TODAS
Logo

Rosario Norte #555 piso 18, Las Condes
Santiago, Chile
Suscripciones: 600 595 5000
Teléfono : (56-2) 2595 5000
Desarrollado por Bhstudios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
Webpay
ACCESO PROVEEDORES
desarrollado por biohazard interactive