NOTICIA
LAS EXCENTRICIDADES DE LA CORONA

A diferencia del resto de los mortales, los integrantes de la realeza hacen lo que quieren. No hay filtros, ni prohibiciones. Para muestra, esta larga lista con algunas de sus supersticiones y caprichos.


Por Mari Rodriguez Ichaso  


Comencemos con el nuevo rey de Tailandia, Maha Vajiralongkorn, un playboy de 64 años, que se ha divorciado tres veces. ¿Su verdadero amor? Los perros. Vive tan enamorado de sus mascotas, que nombró a Foo Foo, su poodle favorito, Jefe de la Fuerza Aérea Tailandesa. Al morir, le hizo unos impresionantes funerales oficiales de cuatro días, donde obligó a su esposa a bailar semidesnuda en honor a Foo Foo. El nuevo rey es tildado de ser “un hombre cruel que no quiere a sus hijos, a quienes quitó sus títulos y obligó a ir al exilio”. Su hermana, la princesa Maha Chakri Sirindhorn, se desplaza con un séquito de 30 personas, que incluyen guardaespaldas ¡y astrónomos!, porque las estrellas determinan el cien por ciento de sus movimientos. Cuando viaja, no se baja del avión si no hay una alfombra roja y soldados, asistentes y empleados con guantes blancos, ¡los que por ningún concepto pueden tocarla! 

Mientras tanto, la princesa Martha Luisa, hija mayor del rey Harald V de Noruega y hermana del príncipe Haakon, afirma tener poderes paranormales y hablar con los muertos y con su ángel de la guarda. También asegura que “su alma puede levitar y subir al cielo”. Esto la hizo fundar la asociación Astarte Inspiration, que ofrece talleres sobre “la lectura de nuestra energía”. En Noruega esto ha causado grandes críticas, y dicen que su reciente divorcio del escritor Ari Behn se debe a que su marido no pudo más con los “poderes espirituales” de su mujer. 

Es bien sabido que el amante de la ecología, el príncipe Carlos de Inglaterra, es supersticioso y admirador de lo paranormal; hasta “habla con las plantas y las flores” desde muy joven. Sin embargo, los ingleses siempre han tomado a broma sus excentricidades. En el mismo reino, se rumorea que a Kate, duquesa de Cambridge, no le gusta llevar el anillo que fue de su suegra, la princesa Diana, porque es muy supersticiosa. Y aunque a su marido le da alegría que lo use, a ella no le hace gracia portar una joya que forma parte de un matrimonio infeliz con un desenlace trágico. 


 No te pierdas más sobre royals excéntricos en Revista VANIDADES, Abril 2017.

CONOCE NUESTRAS REVISTAS VER TODAS
Logo

Rosario Norte #555 piso 18, Las Condes
Santiago, Chile
Suscripciones: 600 595 5000
Teléfono : (56-2) 2595 5000
Desarrollado por Bhstudios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
Webpay
ACCESO PROVEEDORES